Es momento de hablar sobre los tratamientos más necesarios después del verano, distinguiendo entre las “preocupaciones” del rostro y las del cuerpo. En las primeras, las consultas más frecuentes son las relativas a las irregularidades en la piel, ya sean manchas, granitos, puntos negros, arrugas, rojeces… Y en el cuerpo por cambios debidos a los excesos del verano y el descanso de la actividad deportiva.

Sea cual sea tu preocupación, hay que buscar soluciones reales ¿Sequedad en la piel? ¿Alteraciones con los cambios de temperatura? ¿Envejecimiento prematuro? ¿Piel con poros muy visibles? ¿Piel apagada?… Lo […]